Pau Sanz i Vila: diseño a tres bandas

22 Septiembre, 2016.Sandra S Lopez.0 Likes.0 Comentarios

Azul. Amarillo. Rosa. Tres colores le persiguen. Pau Sanz i Vila es un ilustrador alicantino que ya se ha hecho un hueco en el mundo de la ilustración. Sus diseños ya han tricoloreado a Beefeater, Wetransfer o Snapchat.  Ha ilustrado libros ajenos y propios y en breve, publica el que será su tercer libro. Hablamos sobre su trayectoria, sobre relaciones a tres, el poliamor y la libertad.

¿Cómo va tu tercer libro? ¿Alguna novedad que puedas adelantar?
Pues estoy trabajando mucho en él y es sin duda uno de los proyectos que más tiempo y trabajo me está llevando, si tuviese que hacer un símil con el cine diría que hasta ahora he estado haciendo cortometrajes y por fin ha llegado el momento de estrenar mi primera película. Aún no tenemos claro el título, lo que sí puedo adelantar es que va a ser muy diferente a los dos anteriores tanto en temática como en técnica y va a sorprender.

En tus libros hablas de poliamor, de relaciones a tres, una idea de relación que cuesta aceptar. ¿por qué crees que es así? ¿no piensas que el amor tiene siempre algo de egoísmo, de no querer compartir con nadie más?
El amor, la posesión y el egoísmo no son sinónimos aunque muchos tienden a verlo así por la educación que recibimos. En mi libro “Los novios de Gael” muestro esa realidad que conozco de una forma muy clara y sin tapujos, porque en la visibilidad está el paso más importante a dar hacia la normalización. Son cada vez más las personas que no aceptan la monogamia como una obligación, se liberan de esas cadenas, son felices y forman parte de nuestra sociedad, por lo que antes o después tenemos que asimilarlo.

 “Cada vez son más las personas que no aceptan la monogamia como una obligación, se liberan de esas cadenas y son felices”

La mayoría de artistas y diseñadores dicen que no existen crisis de inspiración ¿estás de acuerdo? ¿cuál ha sido la idea que más te ha costado materializar?
No estoy de acuerdo, de hecho para mí ser artista es vivir en una constante crisis que te hace pensar siempre en algo más, de lo contrario faltarían alicientes para continuar. Lo que más me cuesta es materializar las ideas que no han surgido de mi cabeza, por ejemplo cuando alguien pide que hagas un concepto muy concreto y viene con una idea visual muy definida previamente. Ahí empieza la parte más compleja hasta llegar al punto común entre las dos partes, pero aunque cueste, ese punto siempre llega y surgen trabajos realmente interesantes. A pesar de ello, suele ser al contrario y se permite que la idea nazca desde un principio de la cabeza que va a desarrollarla.

¿Cuál es la peor crítica que te han hecho?
Las críticas aunque sean negativas nunca las tienes como malas si sabes que son ciertas, que la persona que te las dice tiene razón e incluso que podría argumentarlas por sus conocimientos y su preparación. En cambio, cuando una crítica es mala de verdad es cuando se rige simplemente por motivos aleatorios, por gustos e incluso por rencillas personales sin más argumento detrás, y sobre todo son injustas cuando se habla sin dar derecho de réplica. Sin duda las peores críticas que me han hecho han sido las que simplemente no he podido comprender.

¿Qué es el éxito para ti?
Para mí éxito es pasar la mañana en el estudio terminando proyectos, saber que tengo una fecha de entrega para algo, seguir teniendo metas, tener siempre algo en lo que pensar, eso es éxito. Lógicamente me importa gustarle al público y que mi trabajo se venda o se muestre en galerías, pues en eso consiste en gran parte mi trabajo, pero no relaciono el éxito a un triunfo social, sino más bien al personal.

“Para mí el hecho de ser artista es vivir en una constante crisis que te hace pensar siempre en algo más”

Has trabajado para empresas como Wetransfer, Beefeater, Snapchat… ¿a qué empresa te gustaría dar un cambio de imagen?
Hasta ahora he trabajado con empresas muy divertidas que ya tenían una imagen realmente muy atractiva, por lo que no ha sido tan complicado, y por otra parte es normal que estas empresas sean las que se atrevan a dar el paso. Me encantaría trabajar con una empresa que sea gris, antigua y aburrida para darle vida, cada uno que piense en la que quiera.

Has trabajado con Juan Vidal en moda ¿te atreverías a diseñar una colección 100% tuya?
Me encantaría, aunque no tengo los conocimientos necesarios para ello y doy mucha importancia a la preparación de las personas. Aún así claro que me gustaría unirme a alguien que sí tenga esos estudios y que me ayude a materializar mis ideas, pero no podría considerarse 100% mía.

Estudiaste Bellas Artes y tu estilo de ilustración te ha dado a conocer. Sin embargo, también esculpes y pintas ¿tienes alguna predilección? ¿con que material no te atreverías?
Durante la carrera hice un poco de todo, pinté al óleo y acrílico, hice grabado, aguafuerte, aguatinta, serigrafía, trabajé la madera, piqué piedra… Precisamente por eso doy tanta importancia a la preparación, porque te da la libertad de decidir qué es lo que quieres hacer y de ponerte tus propios límites en lugar de estar limitado por tus capacidades. Mi predilección es aquello a lo que me dedico: el papel, el dibujo y la pintura. He podido decidir que eso es lo que más me gusta hacer y es lo que me hace feliz, aunque la verdad es que disfruto mucho pintando sobre lienzo y lo sigo haciendo de vez en cuando.

Eres defensor de los animales y en los últimos meses ha habido una reacción contra algunos tipos de “festejos” como el toro de la Vega ¿cómo ves esta situación?
Más que defensor de los animales me considero alguien con un mínimo de sentido común, conozco personas mucho más entregadas y activas en la defensa de los animales que yo, y por supuesto siempre que me piden una colaboración en ese tema estoy dispuesto a apoyarlo hasta el final. Cuando veo actos agresivos de ese tipo me doy cuenta de que muchos vivimos en una burbuja donde las cosas pueden parecer “normales” pero que no todas las realidades son así, cuando salgo de esa zona segura siento estar viendo algo irreal o imágenes del pasado, me resulta incomprensible comprender lo que sucede dentro de sus cabezas.

Estás participando como ilustrador en una campaña de Greenpeace para salvar el Ártico ¿por qué nos cuesta tanto involucrarnos?
Porque parece que no nos volcamos en las desgracias hasta que no llegan literalmente a nosotros, y con literalmente me refiero a geográficamente. Hasta que no se derrumba el edificio de tu vecino no te das cuenta de que el tuyo también se puede caer a pesar de haber visto miles de terremotos en el telediario antes. Nos pueden decir que hay un incendio en la China, pero no nos va a preocupar de verdad hasta que no se esté quemando la montaña en la que viven nuestros padres. El problema principal es que no existe un sentimiento de unidad en el ser humano, a cada uno le interesa lo que le rodea y se informa de lo que sucede en otros lugares simplemente como espectador. Pero la verdad es que lo que sucede en el Ártico duele en Madrid, en Barcelona, en París y en Moscú. Cualquier cosa que le suceda en la tierra es algo que nos afecta a todos.

Cambiando de tema, en alguna entrevista has comentado que Madrid es para vivir y Barcelona para viajar ¿qué es lo que más te gusta de la capital? ¿algún sitio al que vayas siempre que estás por la capital?
Así es en mi experiencia, pero no me gusta pontificar en cuestión de ciudades. Afortunadamente cada uno encuentra su lugar en una ciudad diferente y aunque ahora lo veo así en un futuro podría cambiar de idea, lo cierto es que siempre me ha gustado vivir junto al mar. En Madrid siempre me muevo por los mismos lugares y paso gran parte de mis estancias por el barrio de Malasaña, me parece una zona muy agradable y gran parte de los amigos que tengo viven allí.

Eres fan de la gastronomía japonesa, de los arroces y de un buen plato de vieiras. ¿Eres muy sibarita en la cocina? ¿te gusta cocinar?
Eso es algo que debo agradecerle a mi padre ya que siempre ha sido un buen cocinero y me ha llevado a buenos restaurantes. Ha trabajado en varios locales de hostelería y también ha sido propietario de otros, yo desde muy pequeño me he criado entre platos y fogones por lo que era fácil que me entrase el gusanillo de la cocina. Me gustan algunos platos que se pueden considerar sibaritas pero también muchos otros que no lo son tanto, me encanta la cocina tradicional y se podría decir que le hago pocos feos a la comida.

En un Segundo….

Tu mejor ilustración es… Una que no he hecho todavía.
Te habría gustado conocer a…. Carlos Berlanga.
Un superhéroe… Wonder Woman.
Te vuelves loco por… Las plantas.
La libertad para ti es…. Poder marcar mis propias limitaciones.

Comentarios